• Get ready to energize your life?

    Top Offers Only Today

    Support your health and step-up your mental focus

  • Get ready to energize your life?

    Top Offers Only Today

    Support your health and step-up your mental focus

  • Get ready to energize your life?

    Top Offers Only Today

    Support your health and step-up your mental focus

>

Jennifer lopez que ironia en vivo

post in: LifeStyle Date:04 Dec 2012, 16:28 views:541

Jennifer lopez que ironia en vivo


Antologa, dE cuento latinoamericano, horacio Quiroga / / El hombre muerto. Julio Garmendia / / La hoja que no haba cado en su otoo. Jorge Luis Borges / / El Sur.

Felisberto Hernndez / / El cocodrilo. Alejo Carpentier / / El viaje a la semilla. Joo Guimarres Rosa / / La tercera orilla del.

Juan Carlos Onetti / / El infierno tan temido. Mara Luisa Bombal / / El rbol.

Octavio Paz / / La ola. Juan Jos Arreola / / La migala. Gabriel Garca Mrquez / 1927 / El ahogado ms hermoso del mundo.

Horacio Quiroga (Salto, 31 de diciembre de 1878 - Buenos Aires, 19 de febrero de 1937). EL hombre muerto, el hombre y su machete acababan de limpiar la quinta calle del ban. Faltbanles an dos calles; pero lopez como en stas abundaban las chircas y malvas silvestres, la tarea que tenan por delante era muy poca cosa.

El hombre ech, en consecuencia, una mirada satisfecha a los arbustos rozados, y cruz el alambrado para tenderse un rato en la gramilla. Mas al bajar el alambre de pa y pasar el cuerpo, su pie izquierdo resbal sobre un trozo de corteza desprendida del poste, a tiempo que el machete se le escapaba de la mano. Mientras caa, el hombre tuvo la impresin sumamente lejana de no ver el machete de plano en el suelo.

Ya estaba tendido en la gramilla, acostado sobre el lado derecho, tal como l quera. La boca, que acababa de abrrsele en toda su extensin, acababa tambin de cerrarse.

Estaba como hubiera deseado estar, las rodillas dobladas y la mano izquierda sobre el pecho. Slo que tras el antebrazo e inmediatamente por debajo del cinto, surgan de su camisa el puo y la mitad de la hoja del machete; pero el resto no se vea. El hombre intent mover la cabeza, en vano.

Ech una mirada de reojo a la empuadura del machete, hmeda an del sudor de su mano. Apreci mentalmente la extensin y la trayectoria del machete dentro de su vientre, y adquiri, fra, matemtica e inexorablemente, la seguridad de que acababa de llegar al trmino de su existencia. En el transcurso de la vida se piensa muchas veces en que un da, tras aos, meses, semanas y das preparatorios, llegaremos a nuestro turno al umbral de la muerte.

 

TOP FREE OFFERS TODAY TEST WEBSITE